n este apartado se va a presentar un trabajo hasta ahora inédito de la antigua y ya desaparecida muralla de Paredes de Nava. Esta exposición es el fruto de la observación minuciosa, el conocimiento amplio y exacto y la interpretación ágil y certera de Manuel Hurtado Villagrá. Estas investigaciones llevadas a cabo por este paredeño, van a aportar a la historia de Paredes una serie de aspectos aún no historiados y novedosos, con una manera de hacer historia muy particular y diferente que va más allá de la mera descripción cronológica. Aquí Manolo utiliza el enorme conocimiento del medio, tanto físico como psicológico, para de forma sagaz y razonada ir uniendo hilos y componiendo nuevas teorías que deben de quedar recogidas en cualquier trabajo que sobre la historia de Paredes de Nava se pueda elaborar.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS.

Con el inicio de la denominada Reconquista la demografía de los antiguos Campos Góticos empezó a recuperarse, después de unos siglos de despoblación, con la repoblación de mozárabes, cántabros, gallegos, vascones, etc.. Entre los siglos VIII y XIX pudo tener lugar en esta parte de Tierra de Campos el asentamiento de numerosos poblados el principal de ellos posiblemente fue Paredes de Nava. Cuando Paredes recibió entre 1128 y 1134 las Cartas Pueblas o Forales, el rey Alfonso VII está en la necesidad de reorganizar sus reinos y dicta una serie de disposiciones para favorecer el reagrupamiento y la repoblación de los núcleos rurales más importantes.

Atendiendo a estas razones no es descabellado el pensar que la construcción de la muralla pudo iniciarse en el siglo XII o incluso en el XI. Según la "Crónica Latina" en 1234 el señor de Paredes, Alvar Pérez de Castro, se refugió en esta villa y la fortificó cuanto pudo para defenderse de un posible ataque del rey Fernando III, zanjado el conflicto con el abandono de Paredes por parte del noble, el rey castellano mandó demoler todas las defensas de la villa. Sin embargo, en un privilegio rodado del rey Sancho IV, en 1286, hace mención a los alcázares de la muralla "...poblados y despoblados, con todos sus huertos, términos, alcázares...", lo que nos confirma que ya estaba la muralla reconstruida. En 1296 se desarrolló la denominada "cerca de Paredes" en donde la muralla cumplió una función básica para poder resistir con garantías este cerco.


LA MURALLA
MurallaAl estar situada en el llano y carecer de la protección que le hubiera brindado el asentamiento en un lugar escarpado, el Concejo se preocupará constantemente del aderezo y conservación de la muralla.

Periódicamente mandaba reparar paredes, puertas y portillos de la cerca mediante el trabajo de maestros, obreros, canteros, carpinteros y cerrajeros asalariados para el Concejo. Cuando el arreglo de la muralla era de carácter más general entonces los vecinos aportaban el trabajo, encuadrados en sus respectivos barrios.

Esta muralla contaba con seis puertas de entrada y salida de la villa, según Tomás Teresa León con arcos de piedra de sillar. En la puerta de Antenoria estaban grabadas las armas reales y con sus piedras se construyó la famosa fuente de San Francisco, hoy desaparecida. Cada puerta tenía su encargado de abrirla con las primeras luces del alba y de cerrarla al anochecer, y por esta actividad recibía una pequeña cantidad o soldada. Pero no todas las puertas tenían la misma importancia, había cuatro puertas que podemos denominarla principales y dos secundarias.

Puertas principales:

  1. Puerta de San Juan o de la Villa, comunicaba a través de Carre Palencia, con la capital de Palencia, entonces importante ciudad episcopal.

  2. Puerta de Antenoria, que comunicada a la villa, a través de Carre Perales, con la antigua ciudad vaccea y con los molinos de la ribera del Carrión. En esta puerta estaban grabadas el escudo y las armas y sus piedras sirvieron para construir la famosa fuente de San Francisco, hoy desaparecida.

  3. Puerta de Ardagón o Salida de Carretas, comunicaba a través de Carre Carrión, con Carejas, Villafolfo y Villoldo.

  4. Puerta de Gallegos, comunicaba, a través de Carre Pelilla, con San Martín, Villalumbroso, Cisneros y Sahagún con su importante monasterio.

Puertas secundarias:

  1. Puerta de la Fuente o Arco de San Martín, se accedia a Carre Frechilla o Carre Villarey y con bifurcación a Carre Fuentes.

  2. Puerta de Renedo, que comunicaba, a través de Carre Sahagún, con el poblado de Sahagún el Real o "el Viejo" y los ricos pastizales de la Laguna de la Nava.
Casco
Casco Urbano con la muralla y las puertas

El punto principal de la muralla en su aspecto defensivo era el Alcázar, cuya situación es difícil de ubicar, aunque si nos atenemos a las referencias escritas parece ser que estaba en la calle la Solana en el antiguo barrio de Gallegos. Al frente del alcázar figuraba el "teniente del alcázar" o "alcayde", que generalmente representaba al poder señorial. También contaba la muralla con una serie de torres, "cadahalsos" y sobrepuertas, como baluartes defensivos.

Disponía para su defensa organización militar de una que por ejemplo en 1409 contaba con 55 cuadrillas de lanceros, 10 cuadrillas de ballesteros y 26 jinetes (normalmente cada cuadrilla estaba formada por diez hombres, al mando de los cuales figuraba un decenario).

Prácticamente todo el casco urbano de la villa quedaba protegido por la muralla, pero en su exterior se encontraban los extramuros y los arrabales que estaban claramente definidos fuera del cerco de la muralla.


TÉCNICAS DE CONSTRUCCIÓN.

La villa de Paredes de Nava está situada a los pies de los Páramos de Ucieza, y esto siempre es determinante a la hora de estudiar los elementos de que se compone la arquitectura tradicional de la villa, que son los propios de la llanura terracampina, donde la piedra es escasa y por ello es costoso fabricar sillares. Es tierra de arcillas y sus elementos básicos de construcción eran el adobe y el tapial; tierra de zahorras, cantos rodados y leña de vid, roble o encina, sin olvidar un tipo de piedra conglomerada o de mampostería.

Primero se construía un basamento o base de cantos rodados o piedra irregular del terreno colocado en mampostería (zócalo), hasta una altura que oscilaba entre 50 y 100 cm. Sobre esta base, que era de una anchura considerable, se iba colocando el cuerpo de la muralla construido con tapial. La altura de esta muralla no era uniforme pero si es presumible adivinar que como su función primordial era la de baluarte defensivo, esta no estaría por debajo de los 3 metros.

El proceso de construcción era como sigue: con los ingredientes del tapial -tierra, cantos rodados, un poco de paja y la leña- bien mezclados se iba metiendo en el interior de un armaje de madera o "puertas de tapiar" (al estilo de los encofrados de hoy en día), en capas de 15/20 cm., posteriormente se calcaba con un "pisón de madera" preparado a tal efecto y se le echaba agua, después otra capa con el mismo proceso y así sucesivamente hasta que se completaba la primera hilada (compuesta de varias capas), momento en que se quitaban las "puertas de tapiar" y se repetía la operación para hacer la segunda hilada y sucesivas hasta llegar a la altura deseada, pero sin dejar pasar mucho tiempo entre la construcción de las diferentes hiladas buscando la homogeneidad total del muro o muralla. Los enlaces entre los distintos tramos los solucionaban mediante pilares irregulares de mampostería, cantos rodados e incluso con pilares más regulares de ladrillo -técnica aprendida con toda seguridad en la época romana-.

TOPÓNIMOS.
A través de la toponimia -vocabulario para denominar realidades geográficas-, podemos conjeturar sobre ubicaciones de elementos de hace siglos: Arco (el), Arrabales, Barbacana, Cárcaba, Extramuros, Mota (la), Muro (el), etc. son algunos de estos topónimos que pueden ayudarnos a reconstruir la muralla.


   
BIBLIOGRAFÍA  
  • HURTADO VILLAGRA, Manuel y PESCADOR MORAN, Pedro. Apuntes inéditos
  • MARTÍN, José Luis. Historia de Castilla y León. Tomo IV " La Afirmación de los Reinos (siglos XI-XIII). Ámbito 1985.
  • MARTÍN CEA, Juan Carlos. El Mundo Rural Castellano a Fines de la Edad Media "El ejemplo de Paredes de Nava en el siglo XV". Junta de Castilla y León. Consejería de Cultura y Turismo 1991.
  • TERESA LEÓN, Tomás. Historia de Paredes de Nava. Institución "Tello Téllez de Meneses" 1968.
 
Última actualización: 22 Octubre, 2016